Una investigación filosófica

0
1159
Una investigación filosófica
Philip Kerr
Novela
Anagrama. Barcelona. 1996, 383 págs.

Ésta es una novela policiaca, futurista y, por supuesto, como lo indica su nombre, filosófica. Kerr describe el año 2013 en un ambiente peculiar: al parecer, lo más común es visitar al psiquiatra. El Instituto de Investigaciones Cerebrales junto con el gobierno, ha puesto en marcha un programa llamado Lombroso, que permite tener bajo control a todos los psicópatas que están potencialmente dispuestos para cometer crímenes violentos, camuflados con los nombres de los autores que edita la Penguin Editors: Kant, Sócrates, Descartes, Byron…
El programa Lombroso era inviolable hasta que un día un psicópata demasiado inteligente burla el sistema y logra acceder a las verdaderas personalidades de los asesinos para irlos eliminando. Del complicado caso se encarga la inspectora Jakowitz, quien descubre poco a poco que el asesino en cuestión es un hombre tremendamente lógico y apasionado, talla media tirando a alto, cabello castaño ondulado, ojos azules grandes y vivos, con el rictus malhumorado, y da la impresión de que siempre está pensando. En efecto, su nombre clave es Ludwig Wittgenstein y, como el filósofo, hace de la lógica su arma más peligrosa para asesinar a Spinoza, Locke, Dickens, etcétera.
Una investigación filosófica es verdaderamente fascinante. No podría haber un criminal más astuto que Wittgenstein o, como en este caso, un fanático de la lógica wittgensteiniana que roba su personalidad. Kerr es un maestro del suspenso y su thriller se ve influenciado en buen parte por el conocido relato de De Quincey: Of Murder as One of the Fine Arts. En ocasiones el lenguaje es sumamente descriptivo en los asesinatos; se trata por tanto de una novela recomendable para quienes ya tienen suficiente trayectoria en el thriller y la novela policiaca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí