El Zahir

0
1743
El Zahir
Paulo Cohelho
Novela
Grijalbo. México 2005, 350 págs

He leído el más reciente libro del hombre que ha removido almas y estoy aturdido.
El Zahir va dirigido a lectores esnobistas y no ofrece nada nuevo en el panorama del afamado escritor brasileiro. Este, como todos sus relatos, es atropellado para aparentar profundidad; así, garantiza un viaje por las hondas realidades humanas y, con base en su desorden, finge complejidad.
La historia en concreto es así de simple: érase una vez un matrimonio muy sufrido. Él era escritor famoso y rico y ella, periodista desdichada. 300 páginas después todos encuentran la felicidad para siempre jamás. The end.
Coelho adereza la anécdota con problemas espejismos: infidelidades absurdas, conflictos típicos sobreexpuestos, situaciones ilógicas, escenas vulgares de todo tipo (sexuales, literarias, religiosas)… Por supuesto toca delicadas fibras sociales con el guante quirúrgico de lo políticamente correcto: derechos humanos, igualdad de género (¿!), pobreza, etcétera.
En el fondo yace la gran historia que Coelho ha construido de sí mismo a través de su obra. Una historia fantástica, caricatura de la vida de los grandes conversos: yo era un paria y ya no lo soy, soy Saulo de Tarso, Agustín de Hipona, Ignacio de Loyola… vi a Dios y Él me transformó en algo magnífico.
He leído el más reciente libro del hombre que ha removido almas y estoy aturdido.
El Zahir va dirigido a lectores esnobistas y no ofrece nada nuevo en el panorama del afamado escritor brasileiro. Este, como todos sus relatos, es atropellado para aparentar profundidad; así, garantiza un viaje por las hondas realidades humanas y, con base en su desorden, finge complejidad.
La historia en concreto es así de simple: érase una vez un matrimonio muy sufrido. Él era escritor famoso y rico y ella, periodista desdichada. 300 páginas después todos encuentran la felicidad para siempre jamás. The end.
Coelho adereza la anécdota con problemas espejismos: infidelidades absurdas, conflictos típicos sobreexpuestos, situaciones ilógicas, escenas vulgares de todo tipo (sexuales, literarias, religiosas)… Por supuesto toca delicadas fibras sociales con el guante quirúrgico de lo políticamente correcto: derechos humanos, igualdad de género (¿!), pobreza, etcétera.
En el fondo yace la gran historia que Coelho ha construido de sí mismo a través de su obra. Una historia fantástica, caricatura de la vida de los grandes conversos: yo era un paria y ya no lo soy, soy Saulo de Tarso, Agustín de Hipona, Ignacio de Loyola… vi a Dios y Él me transformó en algo magnífico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí