Museos insólitos de Francia para el mundo

0
1893

En una ocasión, el doctor Ruskin pidió a las enfermeras que participaban en un curso sobre «Aspectos psicosociales de la vejez» que describieran con sencillez cuál sería su estado de ánimo si tuvieran que asistir a casos como el descrito a continuación:
Los grandes museos de Francia son conocidos en todo el mundo, pero hay otros, también galos, que tratan temas peculiares:
El Museo de los Juguetes en Norton es la obra de una mujer con nostalgia de su niñez. La recopilación muestra una gran variedad de juguetes, particularmente muñecas y casas.
El Museo del Lavado y Planchado en Verneuil-en-Bourbonnais expone los orígenes de la plancha y la evolución de las técnicas de lavado de ayer hasta hoy.
El Museo del Lobo en Bretaña mezcla imaginación y ciencia al tomar el punto de vista científico: su clasificación como especie animal y medidas de protección; y el artístico: cuentos, leyendas y tradiciones.
El Museo de la Brujería, en Concressault, instalado en una vieja granja, busca descubrir el universo imaginario e histórico de las brujas.
La Mina Azul, de Noyant la-Gravoyere, es una antigua mina de pizarra acondicionada y convertida en museo a 126 metros por debajo del suelo. Es el más profundo de Europa.
El Museo del Rompecabezas contiene más de 3 mil rompecabezas del mundo entero.
El Museo de los Sacacorchos presenta los aspectos históricos, sociales, técnicos y artísticos de este objeto desde el siglo XVII hasta hoy. El visitante degustará vinos de la región.
El Museo de la Magia en París alberga espejos mágicos, juegos de ilusiones ópticas, máquinas, espectáculo de prestidigitación… todo, para sorprender y divertir.
El Museo de las Canicas se ubica en una antigua fábrica de canicas y expone la historia de este juego (por ejemplo, los egipcios lo juegan desde hace 6 mil años), su fabricación y sus diferentes características.
El Museo del Huevo expone huevos raros de íbices, enormes de avestruces, minúsculos de colibríes, extraordinarios de dinosaurios. Además, una colección fascinante de huevos decorados por varios artistas y el huevo que ofreció un zar ruso a Napoleón para celebrar la victoria de Rusia sobre Francia.
www.20minutos.es
12/diciembre/08

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí