El chapulín mexicano salta a la mesa de las canciones y tradiciones a una dieta nutritiva

0
2075

¿Logrará una botana mexicana de grillos colocarse con éxito en el mercado? ¿Oiremos por la calle a algún niño emberrincharse para que su mamá se la compre?
Resulta que una ración de estos simpáticos e inofensivos grillos cantores pueden proveernos de casi el doble de proteínas que la carne roja. Además de alta calidad, inciden en beneficio de la formación celular, la constitución y reparación de tejidos y músculos y mejoran la consistencia de la sangre.
Todo deriva de una investigación realizada por estudiantes del Instituto Politécnico Nacional quienes elaboraron una botana y una salsa altamente nutritivas a base de chapulines para ayudar a combatir la deficiencia de proteínas y aminoácidos en la población mexicana.
Aunque el consumo de insectos es tradicional en diversas zonas mexicanas, muchos vetan el alimento por su apariencia. Para darles una vista atractiva, los jóvenes procesaron los chapulines con una cobertura esponjosa con huevo y harina. La botana se conserva en buen estado hasta por seis meses en un empaque multilaminado similar al de las botanas comerciales.
Con información de Reforma.com
06/I/2010

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí