De enemigo voraz a fiel aliado

0
2983

IS340_Coloquio_03_principalResulta que esos videojuegos, que con frecuencia protagonizan discusiones en los hogares, ofrecen cada día más ventajas, siempre y cuando no se abuse de ellos. Múltiples investigaciones muestran cómo benefician habilidades cognitivas y la plasticidad del cerebro, ayudan a tratar problemas de desarrollo intelectual, emocional y psicosocial y, por si fuera poco, ofrecen una enorme área de oportunidad para desarrollar videojuegos que faciliten y mejoren el aprendizaje.
 
 
En los últimos años, la industria de los videojuegos ha experimentado un crecimiento exponencial, convirtiéndose en una de las más redituables del mundo. Su impacto ha generado un fuerte debate: algunos detractores los señalan como una forma de entretenimiento que fomenta el ocio y en ocasiones la violencia, mientras que sus defensores mencionan múltiples beneficios que pueden traer a los seres humanos y han realizado hallazgos sorprendentes en torno al tema.
Lo primero que debemos decir es que todo en exceso es negativo, incluso ingerir agua en grandes cantidades daña la salud. Los videojuegos no son la excepción y utilizarlos de forma excesiva, lejos de traer beneficios, efectivamente puede causar aislamiento, generar conductas agresivas y evitar el desarrollo de algunas habilidades y funciones.
Otra consideración importante es que los videojuegos se crean para diferentes públicos y segmentos de edad específicos. Participé en una investigación de «usabilidad» donde evaluamos las preferencias de un elevado número de niños mexicanos respecto a los videojuegos; un hallazgo que llamó mucho la atención fue que la mayoría había interactuado con videojuegos clasificados para adultos. Éste es otro factor que puede traer consecuencias negativas, simplemente porque el niño no tiene el desarrollo necesario ni la orientación para comprender las temáticas presentadas.
 
JUGAR TRAE BENEFICIOS
Habiendo dejado clara la importancia de la regulación en el uso de los videojuegos, el impacto positivo que generan en los seres humanos es evidente. Se ha demostrado que cuando se consumen de forma moderada y se seleccionan de acuerdo a la edad del jugador, producen múltiples beneficios en su desarrollo intelectual, emocional y psicosocial.
La evidencia de los últimos 30 años sugiere que jugar videojuegos puede mejorar habilidades cognitivas como la atención visual y el control ejecutivo, la capacidad para manipular, regular o controlar los recursos y estrategias cognitivas con la finalidad de asegurar la terminación exitosa de una tarea de aprendizaje o la solución de problemas. Se ha demostrado científicamente el desarrollo de ambas capacidades con el uso de videojuegos y muchos estudios también evidencian que dichas mejoras tienen un efecto más allá del contexto del videojuego. Por otro lado, se ha encontrado que los refuerzos y recompensas que ofrecen, fortalecen la autoestima de los jugadores (gamers) y les brindan sensaciones reconfortantes que los ayudan a sentirse mejor emocionalmente.
A partir de estas evidencias se han comenzado a utilizar los videojuegos para otros fines adicionales al entretenimiento: rehabilitación cognitiva, tratamiento de problemas de aprendizaje, tratamiento de trastornos psicológicos, entrenamiento y desarrollo de habilidades motrices e intelectuales, educación… y la lista sigue creciendo.
 
DEL MUNDO DIGITAL AL REAL
Diversos estudios muestran que cuando acostumbramos jugar videojuegos aumenta la plasticidad cerebral y se desarrollan las habilidades cognitivas. Un estudio analizó a un grupo de personas que jugaron el famoso Super Mario Bros durante 30 minutos al día por dos meses.1 Al finalizar este periodo se encontró un crecimiento en su materia gris, en áreas asociadas con planeación estratégica, memoria y coordinación motriz fina. Resultados muy esperanzadores para quienes padecen desórdenes mentales que causan disminución de algunas regiones del cerebro; por ello se han comenzado a utilizar videojuegos como terapia y con fines de rehabilitación con resultados muy positivos, por ejemplo en pacientes que padecen Alzheimer.
Los videojuegos mejoran nuestros tiempos de reacción visomotora, es decir la coordinación ojo-mano, cuando nos encontramos ante una amplia gama de estímulos. Un estudio probó que jugadores del sistema Atari 2600 respondieron más rápido en una prueba simple de discriminación de colores, este hallazgo se ha demostrado en múltiples ocasiones en análisis de efectos de diferentes juegos.2 De igual forma, se han encontrado mejoras en la memoria de trabajo, el control inhibitorio, la percepción audiovisual, la velocidad de reacción y el cálculo.
Los investigadores Okagaki y Frensch (1994) descubrieron que un grupo de participantes que nunca había jugado el juego Tetris, relacionado con la orientación espacial, tras jugarlo mostraron una mejoría en el desempeño, en evaluaciones de papel y lápiz de rotación mental y visualización espacial en comparación con los que no lo jugaron.3 Éste es uno de los estudios que demuestran que la experiencia adquirida durante el juego se puede generalizar más allá del rendimiento en un entorno informático a un ambiente no-informático, que proporciona una prueba de la transferencia de la competencia del «mundo digital» al «mundo real».
Jugar videojuegos implica adaptarse a múltiples situaciones, resolver problemas, realizar análisis y ejecutar acciones. Todo esto impacta en tres redes neuronales que controlan la atención.
 

  • Corteza parietal: controla la orientación de la atención.
  • Lóbulo frontal: controla la forma en que sostenemos la atención.
  • Cingular anterior: controla cómo regulamos la atención para resolver los conflictos.

 
Los seres humanos tenemos la capacidad de poner atención a diferentes estímulos, pero siempre hay uno que absorbe la mayor parte de nuestra atención. Por ejemplo, cuando conducimos un auto y requerimos hacer un cambio de nuestra mayor atención de un estímulo a otro, realizar este switch es también una tarea mucho más sencilla para los gamers.
 
¿JUGAR EN LA TERCERA EDAD?
El entrenamiento con videojuegos fue probado como mecanismo de intervención por primera vez en la década de 1980 para detener el declive cognitivo en ancianos4 y los primeros resultados mostraron mejor rendimiento en distintas evaluaciones cognitivas.
Se encontraron mejoras evidentes en memoria y atención al jugar videojuegos en general, y recientemente se han diseñado herramientas especiales para adultos mayores que les ayudan a entrenar su cerebro a través de videojuegos, el proceso de envejecimiento del cerebro se ha reducido hasta siete años. Esto sucede debido a que son cognitivamente complejos y requieren energía mental.
Jugar videojuegos ayuda a los adultos mayores a conservar la mente activa, detener el envejecimiento y desarrollar algunas capacidades que se estaban atrofiando. Además, gracias a que los dispositivos ofrecen interfaces cada vez más naturales, los pueden integrar fácilmente a su vida y lograr los beneficios mencionados.
 
LOS VIDEOJUEGOS Y LA VISTA
Otro argumento utilizado en contra de los videojuegos es que la exposición prolongada a las pantallas daña la vista. Daphne Bavelier, doctora en Ciencias Cognitivas del MIT, encabeza una investigación con numerosos experimentos que buscan encontrar los efectos de los videojuegos a nivel neuronal. En un experimento se puso a jugar a un grupo de sujetos durante 10 horas a la semana en sesiones de 40 minutos, al finalizar hubo dos hallazgos respecto a sus capacidades visuales.
 

  1. Incrementaron su capacidad para ver mayores detalles. En un estudio optométrico lograron mejorar su capacidad visual en dos niveles, lo cual en la vida cotidiana se refleja en la capacidad de leer letras más pequeñas y ver mejor objetos o detalles pequeños.
  2. Mejoraron su habilidad de discriminar colores. Después de jugar videojuegos, los sujetos mostraron mayor facilidad para diferenciar distintos niveles de grises o tonos de color similares, habilidad especialmente útil en escenarios poco contrastantes, por ejemplo, una carretera con neblina. Además, es una de las primeras habilidades visuales que comienzan a decrecer cuando envejecemos, por lo que su entrenamiento y desarrollo es sumamente útil en la vida cotidiana.

 
Aunque la exposición a pantallas puede dañar la vista, cuando se utilizan videojuegos son más las habilidades que se desarrollan y las conexiones entre ojo y cerebro se fortalecen y favorecen la vista.
 
 
ÚTILES PARA EL DESARROLLO MOTRIZ
Conforme evoluciona la tecnología, lo hace también la medicina, las cirugías ahora se realizan con inserción de cámaras y herramientas que se manipulan remotamente. Esto guarda notable similitud con el uso de videojuegos, pues en ambos casos tenemos pantallas, un dispositivo de control y una persona que lo utiliza para modificar remotamente el estado de un objeto. No sorprende saber que médicos jóvenes que han practicado videojuegos presentan menos errores y completan los movimientos más rápidos y con mayor exactitud que quienes carecen de esa práctica; además, como mencionamos, sus habilidades visuales son más desarrolladas y resultan muy útiles en estas actividades.
Hoy en día se utilizan los videojuegos para entrenar en disciplinas que demandan alto nivel de coordinación motriz fina y gruesa, además de atención visoespacial, cálculo y percepción.
IS340_Coloquio_03_tabla01
JUEGOS SERIOS
Vale la pena mencionar también otra aplicación de los videojuegos, los serious games. A raíz de los distintos hallazgos, se han diseñado videojuegos con un objetivo específico además del entretenimiento, algunos no son necesariamente divertidos. Por ejemplo videojuegos creados para tratar fobias: se recrean espacios tridimensionales en los que, de manera gradual, se expone a los pacientes a alguna fobia que padecen, en una dinámica diseñada por expertos en el tema.
La simulación permite lograr el mismo efecto que se produce en la realidad, pero de forma totalmente controlada. Existen componentes que complementan la experiencia, como guantes, cascos y otros dispositivos hápticos que generan mayor estimulación sensorial, posibilidad de inmersión y ofrecen mejores efectos para el tratamiento de la fobia.
También se utilizan para fortalecer la autoestima, tratar trastornos emocionales, desarrollar competencias empresariales, en la publicidad y marketing, para entrenamiento militar médico y militar, en la educación y para mejorar la salud física.
 
APRENDER Y JUGAR
El aprendizaje basado en el juego, conocido por su nombre en inglés, Game Based Learning, es una forma de construcción de herramientas pedagógicas que incluye elementos del juego para crear experiencias de aprendizaje más significativas y atractivas para el alumno.
La investigación sobre este enfoque de enseñanza utiliza con éxito software y videojuegos en diferentes niveles educativos, incluyendo niños, jóvenes, adultos e incluso adultos mayores. Los videojuegos ofrecen múltiples elementos que ayudan en el proceso de enseñanza-aprendizaje, por ejemplo:
 

  • Práctica continua. El desempeñar una actividad en repetidas ocasiones hasta perfeccionarla para pasar un nivel, genera un proceso de aprendizaje.
  • Niveles de dificultad personalizados. Muchos videojuegos permiten elegir un nivel de dificultad o avanzar conforme al desarrollo del jugador, lo que permite que la demanda de conocimiento vaya en aumento.
  • Planteamiento de problemas. Los conflictos que presentan los videojuegos invitan al jugador a generar sus propias estrategias, tomar decisiones, organizarse, realizar un análisis crítico, crear información, todo con la finalidad para enfrentar los retos o resolver problemas.
  • Involucramiento. Los videojuegos ofrecen inmersión, es decir, que el jugador realmente interactúe y conozca lo que se presenta a su alrededor, aunque sea un entorno digital funciona de modo similar al mundo real.
  • Refuerzos constantes. Presentan recompensas a las acciones logradas correctamente y retroalimentación negativa cuando hay errores, otro factor crítico para el aprendizaje eficaz.
  • Fortalecimiento de la autoestima. Se ha demostrado que los logros y avances personales en los videojuegos refuerzan la autoestima lo que permite mayor motivación para el aprendizaje.

 
Los videojuegos educativos quizás no sean los más populares, pues se perciben como herramienta pedagógica, pero se han convertido en una forma mucho más motivadora y completa de aprender.
Es importante mencionar que un videojuego permite aprender incluso si no está diseñado con ese fin. Con videojuegos de acción, estrategia, simulación o aventura, muchos gamers han aprendido idiomas, leyes físicas, nombres de espacios geográficos o de elementos de la naturaleza, etcétera. La tabla 1 señala algunos aprendizajes que se pueden obtener en los diferentes estilos de videojuegos.
Todas estas ventajas han hecho que hoy en día los videojuegos se utilicen como herramienta para tratar problemas de aprendizaje. EL TDA (Trastorno por déficit de atención), la dislexia, discalculia, dislalia, el síndrome disejecutivo, el retraso mental, entre muchos otros padecimientos que disminuyen las habilidades cognitivas.
 
TOWI: APP PARA DESARROLLAR HABILIDADES
Los últimos tres años he trabajado con un equipo de expertos en neurociencias y tecnologías de información que desarrolla un software llamado Towi para el entrenamiento cognitivo infantil. Towi está compuesto de tres fases:
 

  • Evaluación cognitiva. A manera de juego, se evalúan las habilidades del niño y se obtiene un perfil cognitivo. Esta prueba se basa en diferentes evaluaciones neuropsicológicas.
  • Entrenamiento cognitivo. Se trata de un videojuego que incluye seis actividades especialmente diseñadas para ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades cognitivas: atención, memoria, percepción audiovisual y funciones ejecutivas. Estas actividades se encuentran disponibles para tabletas y computadoras.
  • Reportes de seguimiento. Los familiares, profesores y especialistas que trabajan con un niño, pueden acceder en línea a reportes que detallan la forma en que ha jugado, sus tiempos de respuesta, errores, aciertos y un índice que señala cómo evoluciona a lo largo del entrenamiento.

 
Los hallazgos en el desarrollo, pruebas y validación científica de la herramienta han sido sumamente enriquecedores. Towi nació del interés del equipo en apoyar en su desarrollo a niños con TDA, a quienes, la mayoría de las veces, la educación tradicional no atiende. Los métodos educativos en México y en muchos otros países aún tienen una enorme área de oportunidad, la tecnología se ha convertido en excelente herramienta que día a día se desarrolla y que debemos aprovechar en la medida de lo posible.
Imprimir
LA EDUCACIÓN 2.0
Hoy la tecnología abre una puerta inusitada: la personalización. Sabemos que existen diferentes niveles de desarrollo, distintas formas de aprendizaje, alumnos más motivados que otros, diversos rasgos de personalidad y muchos otros factores que hacen que la educación no pueda ser la misma para todos.
Tampoco debe ser la misma de antes, hoy buscamos aprovechar la tecnología y las ventajas que ofrecen este tipo de herramientas y otras diseñadas con los mismos fines, con videojuegos educativos, enciclopedias interactivas, plataformas de comunicación en línea, redes sociales. La educación 2.0 transforma poco a poco la forma en que niños, jóvenes y adultos aprendemos, lo mejor que podemos hacer es conocer todos sus alcances para diseñar y desarrollar mejores herramientas.
Por la forma en que Towi fue diseñado, es una herramienta para diagnosticar y auxiliar al desarrollo de niños con diferentes problemas de aprendizaje. Uno de los retos para esta plataforma es equilibrar la efectividad de la herramienta y conservar el atractivo de todo videojuego.
Los hallazgos en el tema continuarán y sus alcances cada vez serán mayores. La tecnología es un arma de dos filos, hay que volverla a nuestro favor y aprovecharla para potenciar nuestras capacidades.
 
 
Notas finales
 
1          Kühn S; Gleich T; Lorenz RC; Lindenberger U; Gallinat J. «Playing Super Mario induces structural brain plasticity: gray matter changes resulting from training with a commercial video game». Molecular psychiatry. 2014 19(2):265-71
2          Orosy-Fildes, C., and Allan, R. W. «Psychology of computer use: XII. Video game play: Human reaction time to visual stimuli». Percept. Mot. Skills. 1989; 69, 243-247.
3          Okagaki, L., and Frensch, P. A. «Effects of video game playing on measures of spatial performance: Gender effects in late adolescence». J. Appl. Dev. Psychol. 1994; 15, 33-58.
4          Drew, B., and Waters, J. «Video games: utilization of a novel strategy to improve perceptual motor skills and cognitive functioning in the non-institutionalized elderly». Cogn. Rehabil. 1986; 4, 26-31.
 
 
Bibliografía
Apiquián, Rogelio. Protocolo de validación Plataforma Towi. México, 2014-
Bavelier, Daphne. Your brains on action games at TEDxCHUV. Switzerland, 2012.
Willis LM, Shukitt-Hale B, Joseph JA. Recent advances in berry supplementation and age-related cognitive decline. Curr. Opin. Clin. Nutr. Metab. Care. 2009; 12:91-94.
Hillman CH, Erickson KI, Kramer AF. «Be smart, exercise your heart: exercise effects on brain and cognition». Nat. Rev. Neurosci. 2008; 9:58–65.
Barnes LL, Mendes de Leon CF, Wilson RS, Bienias JL, Evans DA. «Social resources and cognitive decline in a population of older African Americans and whites». Neurology. 2004; 63:2322-326.
Raschetti R, Albanese E, Vanacore N, Maggini M. «Cholinesterase inhibitors in mild cognitive impairment: a systematic review of randomised trials». PLoS medicine. 2007; 4:e338.
Tang YY, Posner MI. «Attention training and attention state training». Trends Cogn Sci. 2009; 13:222-227.
Jaeggi SM, Buschkuehl M, Jonides J, Perrig WJ. «Improving fluid intelligence with training on working memory». Proc Natl Acad Sci USA. 2008; 105:6829-6833.
Spence I, Feng J. «Video games and spatial cognition». Review of General Psychology. 2010; 14:92–104.
Green CS, Bavelier D. «Learning, attentional control and action video games». Curr Biol. 2012 March 20; 22(6): R197-R206.
Green CS, Bavelier D. «Exercising your brain: A review of human brain plasticity and training-induced learning». Psychology and Aging. 2008; 23:692-701.
Clark, J. E., Lanphear, A. K., and Riddick, C. C. «The effects of video game playing on the response selection processing of elderly adults». J. Gerontol.1987; 42, 82–85.
Dustman, R. E., Emmerson, R. Y., Steinhaus, L. A., Shearer, D. E., and Dustman, T. J. «The effects of videogame playing on neuropsychological performance of elderly individuals». J. Gerontol. 1992; 47, 168-171.
Goldstein, J. H., Cajko, L., Oosterbroek, M., Michielsen, M., van Houten, O., and Salverda, F. «Video games and the elderly». Soc. Behav. Pers.1997; 25, 345-352.
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí