Un Viejo que leía novelas de amor

0
1951
Un Viejo que leía novelas de amor
Luis Sepúlveda
Novela
Tusquets. Barcelona. 1993, 137 págs

En «El idilio» – una mísera aldea de la selva amazónica -; un anciano, Antonio José Bolívar Proaño, se ve obligado a tomar parte en la caza de un tigre que ronda por los contornos. Partiendo de esta simple anécdota, Sepúlveda narra, con estructura y lenguaje cinematográficos, la vida del protagonista: su juventud, la llegada a la jungla como colono, su convivencia con la tribu shuar de la que aprenderá a conocer, respetar y amar la selva.
Antonio José toma de los indígenas sus costumbres, su lengua: «se vio a sí mismo como un pelo más de aquel infinito cuerpo verde, pensando y sintiendo como un shuar». Ya anciano, vuelve a «El idilio», donde descubre que todavía sabe leer. Y comienza a devorar novelas de amor, «del verdadero amor, del que hace sufrir», que acaban siempre con un esperado final feliz.
Sepúlveda describe con un lenguaje precioso y claro (a pesar de algunos modismos) la vida de la jungla y sus habitantes. Pero su amor desmedido por la Amazonia le lleva a una visión un tanto maniquea: todo lo que viene de la civilización es negativo, desde la colonización española hasta las explotaciones petroleras de los gringos. Del mismo modo, el alcalde de la aldea – representante de una lejana y caótica autoridad – es rastrero, avaro y vengativo; los colonos destrozan «la selva construyendo la obra maestra del hombre civilizado: el desierto», los buscadores de oro son ambiciosos, pendencieros…
Frente a ellos presenta a los shuar como ejemplo de un anhelado modo perfecto de existencia. Su crítica al mundo civilizado le lleva a idealizar en exceso la vida salvaje.
De todas formas, Luis Sepúlveda ofrece un relato atrayente y ameno gracias al ajustado equilibrio que existe entre la narración de aventuras y el fondo – tan de moda – de denuncia ecologista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí