La difícil Tolerancia

0
2997

Se fundó hace unos meses en Madrid el Club de Fumadores por la Tolerancia, entre bromas y veras, ya cuenta con varios miles de afiliados, quienes piden respeto, cortesía y que los no fumadores les sigan dirigiendo la palabra. Seguramente se acogieron al llamado de la o­nU que declaró este 1995, Año Internacional de la Tolerancia.
Desde luego tolerancia, es requisito urgente de nuestra cansada sociedad, solo que se trata de un término difícil de delimitar y equívoco. Para seguir con el ejemplo mencionado me pregunto qué ocurriría si se fundara otro club de no fumadores que pidiera también tolerancia para su deseo de respirar aire menos contaminado. ¿Quién deberá ser más o menos tolerante?
¿Es la tolerancia una virtud? ¿una actitud? ¿un valor universal? ¿se debe aplicar en toda circunstancia? En este espacio me limito a lanzar algunas preguntas que nuestros colaboradores en la sección de coloquio de este ejemplar de istmo intentan responder.
Si se trata de un valor universal yo debo ser siempre tolerante, por ejemplo al educar hijos pequeños, o frente a un aula de adolescentes o ante los desmanes de una pandilla juvenil…
¿Cuándo deben las personas, las instituciones ser tolerantes y cuándo no? Si se aplican las leyes con todo rigor ¿se puede afirmar que una sociedad se ha vuelto intolerante?
La historia de la humanidad sabe mucho de intolerancias religiosas, morales, políticas… y hasta graves intolerancias por razones vanales, sentimientos, juicios a priori, etcétera. Este siglo, con sus guerras mundiales, sus totalitarismos y exterminios en masa las ha producido en exceso, por ello es necesario hablar de tolerancia, pero definiendo, delimitando el término, porque la tolerancia se puede comer a sí misma.
Aclaremos: si una persona o grupo se propone ser siempre tolerante tendrá que serlo por igual con los intolerantes y puede darse que ellos, con sus métodos radicales, acaben con los tolerantes y se instale en el mundo la intolerancia.
La tolerancia es una actitud de comprensión ante la pluralidad humana, libertad espiritual, flexibilidad intelectual que permite asociarse al pensamiento ajeno y aceptarlo o no, pero nunca tratar de imponer el mío por la fuerza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí