Mil tesis sobre el futuro

0
5055

El fin de siglo y de milenio nos pisa los talones y en todo el mundo se hace casi indispensable una mirada al porvenir, lo que lleva implícito el recuento de las últimas décadas. No se trata de destilar profecías como el oráculo de Delphos; hace tiempo que la futurología dejó de basarse en los astros y ahora es una ciencia formal, la prospectiva, que analiza las tendencias y sugiere hacia dónde nos encaminamos, aunque, por supuesto, siempre está de por medio la libertad humana y los innumerables imprevistos.
El futuro ya ha comenzado, dicen los científicos, y en ese campo es cierto, las innumerables investigaciones en proceso permiten predecir muchos avances y logros técnicos, médicos, energéticos en los aspectos antropológicos, en cambio, es mucho más sutil.
Estamos en una coyuntura de desconcierto y confusión, los problemas demográficos (sobrepoblación y envejecimiento), la pérdida de valores universales, la desintegración familiar, el desarraigo social y cultural, el utilitarismo descarnado o disfrazado de mercadotecnia y el desprecio a la vida, encierran una gran paradoja, buscan mejor calidad de vida pero los resultados parecen contradictorios.
Hace poco leí un comentario sobre un libro de Martin Gardner: La ciencia: lo bueno, lo malo y lo falso y me llamó la atención este comentario de la contraportada: «Gracias a la libertad de expresión y a la revolución técnica de los medios de comunicación, los gritos de los chiflados y de los charlatanes se oyen en ocasiones con mayor fuerza y claridad que las voces de los científicos». Esto es válido para todas las áreas, también en relación al tema del futuro.
Necesitamos alejarnos un poco de la realidad que nos envuelve, tomar distancia para hacer a un lado a los charlatanes y descubrir las líneas sobresalientes del presente y prever lo que viene. En este ejemplar de istmo, varios estudiosos exponen su visión del asunto. No se pueden callar las gravísimas disfunciones sociales, es cierto, pero también hay que leer en medio del caos los rasgos positivos y confiar e impulsar la energía y la imaginación creadora del hombre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí