El afinador de pianos

0
1115
El afinador de pianos
Daniel Mason
Salamandra. Barcelona, 2003. 380 págs.

Licenciado en Biología por Harvard y experto en malaria, Mason compagina la medicina con una pasión por los viajes y la escritura. Esta es su primera novela.
Un fino piano en medio de la selva salvaje es una imagen literaria inmejorable para contar una historia. La historia, inmejorable también, es un tema clásico; un viaje. Esto es El afinador de pianos, un cautivante itinerario creado por Daniel Mason, fruto de la añoranza de su hogar durante sus investigaciones en Birmania.
El autor despliega una narrativa cálida, inesperada en un best-seller, en los que usualmente la trama cede a una pausada intriga que enreda a su protagonista. Aquí no. La animosidad de la historia no está peleada con una factura intachable, bella y luminosa.
Edgar Drake, un introspectivo británico que ha vivido entre macillos de pianos, estirando o aflojando cuerdas, es requerido por la milicia de su país para ajustar el delicado Erard (piano de su especialidad) de un enigmático comandante que se encuentra en la exótica Birmania.
En medio del colonialismo victoriano del siglo XIX, Drake emprende el primer recorrido lejos de su país y de su esposa, a un encuentro entre Oriente y Occidente, donde lo único en común entre ambas visiones del mundo es la profunda incomprensión hacia el otro, incomprensión de la que, a veces sin quererlo, será testigo, víctima y victimario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí