Pocas lágrimas en los mercados financieros

0
2615

Unos sectores sufren mientras otros se frotan las manos
Los mercados no tienen moral, dijo hace algún tiempo el ex ministro británico Michael Haseltine. Los operadores de las bolsas de valores en toda Asia han perdido poco tiempo lamentando las víctimas del maremoto.
Los mercados bursátiles en Indonesia e India tocaron máximos históricos en los últimos días. Incluso en Sri Lanka, afectada prácticamente en toda su extensión, el principal índice perdió sólo 5% desde que el tsunami golpeó sus costas.
Los mayores mercados en otras partes del mundo apenas pestañearon. El índice mundial MSCI, una medida del desempeño global de las bolsas, alcanzó tres semanas después su valor más alto desde principios de 2001.
Y esto en un momento en que sentimientos aparte los costos para las aseguradoras se estiman en miles de millones de dólares y los países de la región comenzaron a recortar sus pronósticos de crecimiento.
Pero los mercados están comportándose de una manera perfectamente racional. Para empezar, la inmensa mayoría de las víctimas no estaban aseguradas. De acuerdo a las estimaciones en India, sólo un cuarto de los afectados son lo suficientemente ricos como para pagarse un seguro, y sólo 25% de este cuarto poseería efectivamente una póliza. Indonesia tendría un tasa aún menor.
Y allí donde existe un seguro por ejemplo, los centros turísticos afectados los costos serán soportados en lejanos rincones del mercado global de los reaseguradores.
Segundo, los mercados bursátiles no comercian papeles del tipo de las compañías que resultaron más afectadas. La mayoría de las grandes empresas que cotizan en la bolsa de Yakarta están en el negocio del petróleo, la tecnología o servicios financieros, rubros no golpeados por las inundaciones. Las compañías turísticas, las más dañadas, son extranjeras o demasiado pequeñas para que sus acciones coticen en la bolsa.
Aquellas que sí lo hacen han sufrido: Confifi Hotel Holdings, una pequeña firma turística de Sri Lanka, vio su valor reducido a la mitad. Pero junto a los perdedores habrá ganadores. Los mercados bursátiles asiáticos están fuertemente inclinados hacia la propiedad y la construcción, por lo que muchos estarán frotándose las manos por las oportunidades que abre la reconstrucción.
James Arnold. BBC Negocios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí