Aprender a trabajar en ambientes adversos

0
2126

El concepto de resiliencia, término poco común, define la capacidad de ser resistente y de poder recuperarse rápidamente de situaciones difíciles. Ben Schneider menciona que la resiliencia es una cualidad indispensable para lograr convertirse en un contenedor de clase mundial. El libro hace un análisis exhaustivo de los procesos, estructuras y todos aquellos conceptos relacionados con una organización, que han de tomar en cuenta los directivos para reaccionar ante los nuevos retos que el ambiente presenta constantemente.
El éxito de una organización no se puede explicar por la aplicación de un proceso estratégico específico o técnico. Por el contrario, las estrategias exitosas son creadas y realizadas a través de procesos de creativos e innovadores que involucran todas las habilidades y experiencia que encuentren disponibles en la organización. No obstante, en la mayoría de los casos, la resistencia (resilience) es requisito indispensable para el éxito.
El proceso estratégico basado en la resiliencia y la innovación se ha caracterizado por el orden y la disciplina con que se puso en marcha, teniendo siempre como norte la anticipación a los cambios. Hacer que los cambios sean continuos en el tiempo y no de manera traumática.
El autor hace referencia a aquellos factores que hacen exitosas a las organizaciones en un entorno dinámico bajo estándares altamente competitivos y en donde, gracias a esta inestabilidad, los empresarios han desarrollado la habilidad de trabajar en ambientes cambiantes y han tomado en cuenta la alineación organizacional como parte fundamental para entender la estrategia del negocio.
La resistencia estratégica no se limita a responder adecuadamente a una crisis determinada, sino a la habilidad de anticiparse y generar una ventaja competitiva difícil de imitar. Las organizaciones, dice Schneider, han de buscar un cambio continuo, donde se genere una evolución y un reacomodo para enfrentar retos en áreas del conocimiento, estrategia, política e ideología.

CINCO FORTALEZAS PARA LA GERENCIA

1. Estrategia. La estrategia corporativa genera un valor agregado. Todo ejecutivo debe desarrollar capacidades y habilidades para proyectar el efecto de sus decisiones para que estas, a su vez, se traduzcan en mejoras para la organización. La estrategia debe de ser vista como la manera en que la organización obtendrá sus ventajas competitivas sostenibles.
2. Estructura. Se refiere a la forma en cómo se organizan las empresas, cómo comparten, delegan responsabilidades y poderes, pero sobre todo cómo deben interactuar con los socios y la gerencia.
3. Sistemas. Habla de los procesos utilizados por la organización para operar adecuadamente. Por medio de los sistemas, las empresas son flexibles y ágiles para desempeñarse de manera apropiada en condiciones de inestabilidad y alta competencia.
Schineider propone cinco tipos de sistemas que las empresas han de tomar en cuenta al momento de realizar su estrategia de negocio: sistemas de motivación, liderazgo, control, retroalimentación y administración de costos.
Se sabe que existen otros tipos de sistemas, pero considera que estos cinco son esenciales, porque tienen que ver con: a) el desempeño de cada uno de los colaboradores; b) el liderazgo de los jefes para lograr metas y objetivos organizacionales; c) controles que fortalecen y ayudan al buen funcionamiento de la organización; y, d) la retroalimentación que ayuda a mejorar las actitudes y comportamientos de los colaboradores.
4. Destrezas. El capital humano es la parte más importante con la que cuenta una empresa, porque toma en consideración el conocimiento y habilidades que ayudan a la organización a ser exitosa. Cada uno deberá estar alineado a la estrategia y cultura organizacional.
5. Cultura y valores. La cultura y valores organizacionales marcan ciertos comportamientos que definen la manera de actuar de la empresa y la forma de hacer las cosas. Schneider comenta que se ha de hacer hincapié en desarrollar un nivel equilibrado entre logros, eventos trascendentes, felicidad y legado. Pues las organizaciones han de enfocarse solamente en obtener buenos resultados y tomar conciencia por temas como: la calidad humana, la familia y la sociedad.
En este rubro es importante destacar que la cultura y valores organizacionales son pieza clave del éxito en cada una de las organizaciones.

ESTRATEGIA DE NEGOCIO

Tomando en cuenta los conceptos definidos por Schineider, la estrategia de negocio establece el modo de competir, es decir, cómo posicionarse con respecto al resto de las empresas. Pero, al mismo tiempo, cómo organizar sus recursos y habilidades para mantener una posición ventajosa frente a sus competidores, y así combatir la resiliencia que atañe a cada una de las organizaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí