100 Sonetos de Amor

0
2106
Poeta de hoy y siempre


100 sonetos de amor
Pablo Neruda
Debolsillo. Barcelona, 2001.
120 págs.
«Si ustedes me preguntan qué es mi poesía, debo decirles: no sé;
pero si le preguntan a mi poesía, ella, les dirá quién soy yo»
Pablo Neruda
Cualquier pretexto resulta idóneo para hablar de Pablo Neruda: aniversarios, nuevas ediciones, homenajes póstumos y un largo etcétera. Pienso que en realidad nos gusta hablar de él porque él habla de nosotros a través de su poesía.
Considerado por muchos, entre ellos García Márquez, como el mejor poeta de lengua castellana durante el siglo pasado, Neruda remarca que la vida de escritor no se hace necesariamente tras bambalinas ni escindido de la «vida corriente».
Más allá de datos históricos adversos o grandes hazañas políticas, lo que resulta más sorprendente es su capacidad para llegar al gran público. Grandes autores, compatriotas suyos, revolucionaron también el poema moderno latinoamericano. Tal es el caso de Altazor de Huidobro, ideal para iniciados, pero los demás corremos el riesgo de quedarnos fuera. Neruda no, él escribe para todos, llega a los corazones y mentes de los hombres porque escribe para sí mismo, habla desde la conciencia y resulta que, esa conciencia es la nuestra también.
Las obras de Neruda cambian según su momento vital, según sus amores: Matilde Urrutia, su esposa hasta la muerte, es musa y sibilina de 100 sonetos de amor publicada por primera vez en 1959. Alegría por el amor, cotidianidad, melancolía y dolor impregnan los sonetos con hermosura, hasta el punto de parecer tan físicos como si pudiéramos mancharnos de lágrimas, de sangre y hasta de comida. Sin más exégesis y explicaciones, ofrezco una probadita del soneto XLIV, porque para apreciar la poesía hay que vivirla:
Sabrás que no te amo y que te amo / puesto que de dos modos es la vida, / la palabra es un ala del silencio, / el fuego tiene una mitad de frío. / Yo te amo para comenzar a amarte, / para recomenzar el infinito / y para no dejar de amarte nunca: / por eso no te amo todavía. […]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí