Carlos Llano en resumen

0
3447

Nahum de la Vega Morell. Ediciones Ruz. México, 2009.
Una obra que recopila la formación filosófica y la experiencia en la empresa de un hombre que dedicó 40 años a realizar estudios en materia de management.

Intentar «resumir» el pensamiento de un autor es tarea difícil; se corre el riesgo de ser simplista o dejar de lado temas relevantes. Este libro vence ambos obstáculos con la intención, dice el autor, de ayudar a entender la filosofía de empresa de Carlos Llano recogida en muchos de sus libros.
Llano trata de reconciliar dos fuerzas en constante tensión en las organizaciones: la competencia y la colaboración. En la literatura sobre management abundan palabras como triunfador, competencia o ganador, que durante mucho tiempo se han privilegiado y propiciaron la deshumanización de las relaciones mercantiles.
No se opone a la competencia, la señala como característica insustituible en los negocios: sin ella los procesos mercantiles se paralizarían. Pero se pregunta por qué fueron relegados, hasta el punto de considerarse conceptos obsoletos como colaboración y solidaridad, indispensables en las relaciones laborales. Afirma que es momento propicio para hacer compatible la vida de la empresa con una existencia de verdad humana, donde los valores de la cooperación (confianza, amistad, alegría) den aliento, vida y estímulo a los trabajos profesionales.
El tema de la motivación, en el tercer capítulo, es el núcleo de la obra. Páginas antes, al hablar de los momentos de la dirección (análisis, decisión y mando), señala que una dificultad al ejercer la autoridad es la obediencia de los subordinados. En ocasiones los directores olvidan que no dirigen máquinas, sino personas libres y autónomas. Aunque el proceso para definir qué entiende Llano por motivación es complejo, podemos decir que motivar es una acción por la que se logra que una persona haga bien su trabajo, no porque se le diga o se le mande, sino porque asume como propias las razones que, en principio, le dio su jefe para hacerlo.
La cuarta parte revisa la amistad, tema indispensable para la motivación en opinión de Llano. Destaca el amor de donación, acto propio de la amistad: desinteresado, bien entendido, lejos de cursilerías, entendido como procurar el bien de otra persona, sin condicionamientos o supuestos. Este amor permite la apertura necesaria para que la motivación surta efecto. El jefe será capaz de motivar a su empleado, cuando lo haga entender que sus órdenes buscan procurarle un bien: su crecimiento personal y profesional, hacerlo mejor persona.
En una época en que la responsabilidad social de las empresas se ha convertido en lugar común, resulta muy pertinente rescatar de las obras de Llano, los distintos tipos de responsabilidad de los empresarios: la más reconocida es la consecuente: responder de las consecuencias de nuestros actos; la antecedente: responsabilizarnos de nuestros motivos para actuar; la congruente: ser responsable de actuar como se piensa; y la trascendente: responder de cumplir con la misión a la que estamos destinados, por ejemplo, ser padres, abogados, médicos, directores, etcétera.
El libro es útil para todo interesado en temas de management, pues encontrará un estudio amplio y sistemático de un autor mexicano que dedicó más de cuarenta años de su vida a estos temas. La formación filosófica y la experiencia en la empresa de Carlos Llano dan a su pensamiento bases sólidas y difíciles de encontrar. Nahum de la Vega, se dio a la tarea de entender este pensamiento y darle una estructura, al menos temática, a la vasta y variada bibliografía del doctor Llano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí