Construir, no restaurar. Emprendedores emergentes

0
3593

El autor apuesta por la capacidad emprendedora de los jóvenes
y recoge las claves para la creación de nuevas empresas dependiendo
del sector al que se dirigen.
En México la edad promedio de los fundadores de empresa es entre 20 y 25 años. En contraste con Estados Unidos, donde los emprendedores tienen alrededor de 40. La joven generación «Y» se caracteriza por sus habilidades y aptitudes emprendedoras; estos «emergentes» tienen el potencial para generar proyectos y empresas rentables en toda América Latina.
La peculiaridad de los jóvenes emprendedores tendrá que ser la creatividad y la innovación, cualidades que han sido siempre las que definen al verdadero empresario, por lo menos desde los tiempos de la Revolución Industrial hasta nuestros días. La creatividad e innovación –en el mundo empresarial– dan lugar a la competencia que al intensificarse obliga, si la empresa ha de sobrevivir en el mercado, a una mayor competitividad. Ésta se consigue, a su vez, a partir de la innovación, resultado de la creatividad en un ininterrumpido proceso de mejora en la oferta de bienes y servicios.
Emprendedores emergentes gira en torno a dos temas principales. Primero los cambios culturales  y generacionales que el mundo experimenta, que hoy son más amplios, profundos, más trascendentes y permanentes que en el pasado, cuyas repercusiones sobre la empresa son considerables. Segundo, el papel de liderazgo que históricamente le ha tocado a la generación «Y» en la formación de nuevos modelos empresariales que respondan mejor a la nueva realidad, para lo cual se debe reconocer que «no se trata de decorar el edificio que está por caer, sino de pensar en construir uno nuevo» y que allí, precisamente allí, «nace la vocación de los emprendedores emergentes», que no son restauradores sino constructores.
La generación «Y» (nacidos entre 1982 y 1992, de acuerdo a este autor), ¿está lista para enfrentar el reto de la competencia y la competitividad, de la creatividad y la innovación, de la creación no de la restauración? ¿Y lo está, sobre todo, la generación «Y» latinoamericana, compuesta por 161 millones de jóvenes, muchos de los cuales tomarán las riendas? ¿Y cómo será la transición entre la generación X (nacidos entre 1970 y 1981) y la «Y»? ¿Habrá cambio de paradigmas? ¿Cuáles serán los nuevos valores? ¿Qué virtudes se necesitarán para el logro de tales valores? El avance, ¿será real o sólo aparente?
Parte de las respuestas las da Nájar en esta obra, dividida en diez capítulos que abarcan los siguientes temas: 1) cambio cultural global; 2) relativismo posmoderno; 3) el cambio generacional; 4) la generación «Y»; 5) tres ejes vitales del cambio; 6) líderes emergentes para la empresa posmoderna; 7) valores morales en la nueva empresa; 8) mercadeo para emergentes; 9) creando empresas para posmodernos, y 10) mipymes y empresarios emergentes. Todo ello precedido por un prólogo, de Pedro Nueno, catedrático del IESE, y una introducción, y seguido de las conclusiones del autor, mismas que vale la pena citar a manera de invitación a la lectura del libro.
Primera conclusión. «El mundo cambió y eso es irreversible: la capacidad para comprender la forma en que los ejes vitales del tiempo, lugar e información se ajustan, es la medida en que líderes, organizaciones e instituciones se salvarán de la obsolescencia y lograrán tener una función relevante en su entorno».
Segunda conclusión. «La generación «Y» en América Latina es la primera generación posmoderna. Su diseño cultural es muy diferente a las anteriores y en esas diferencias radica su capacidad para responder con más eficacia a los desafíos del siglo XXI».
Tercera conclusión. «Las habilidades y actitudes de los emergentes los posicionan como una generación emprendedora y les otorga el potencial de convertirse en el ejército más grande que haya tenido América Latina para generar proyectos rentables y empresas de nueva generación.» El texto ayuda a potenciar esas habilidades y actitudes, que forman parte del diseño cultural de la generación «Y».
Cuarta conclusión. «Las mipymes1 son, por su diseño natural, un ambiente excelente para que los emergentes desarrollen sus iniciativas. Sin embargo, para que tengan éxito se debe trabajar en un rediseño empresarial que responda mejor a las características de la posmodernidad y del nuevo esquema social.» Se conocerán y entenderán las características de la posmodernidad y del nuevo esquema social al que dan pie.
Quinta conclusión. «Los empresarios emergentes y sus proyectos deberán considerar, en ese rediseño, el papel vital de algunos valores que garanticen la sanidad económica y social de su empresa, ante los embates de la cultura relativista». Se analiza por qué esos valores son los adecuados para contrarrestar los excesos y defectos del relativismo.
Pasando de las conclusiones a la introducción, leemos acerca de los «nuevos campos para hacer negocios, formas de compra venta, estrategias para el entrenamiento de las personas, estructuras para los sistemas administrativos y la nueva y avasallante tecnología», novedades propias de la cultura posmoderna que plantean la siguiente pregunta: «¿Qué habilidades debería desarrollar el empresario para responder mejor a los desafíos de la cultura posmoderna del siglo XXI?». Adelanto la respuesta.
1. Los fundamentos de creación de riqueza están en constante transformación y ajuste al escenario económico incipiente, lo que implica una oportunidad para la generación «Y».
2. Las PYMES en el nuevo entorno económico ostentan el liderazgo para el progreso económico de América Latina.
3. La generación «Y» es la mejor capacitada para responder a los desafíos de la nueva cultura.
4. Bajo la dirección de los empresarios emergentes, el desarrollo de los nuevos modelos de las mipymes exige un compromiso ético para contrarrestar los costos económicos y sociales de la actual cultura relativista.
Valores éticos que para el autor son la responsabilidad, la honestidad y la justicia y cuya práctica es necesaria para contrarrestar el relativismo posmoderno, dan como resultado una cultura basada en la integridad personal, la congruencia empresarial y la responsabilidad social; es decir, una cultura a la altura de la dignidad de la persona que, en el entorno propio de la relatividad posmoderna, se ve seriamente agredida.
El libro Emprendedores emergentes fue ganador del premio Ensayo 2010, otorgado por la Fundación Everis. Su autor es fundador de Liderazgo Emergente AC y Desfase Emergente SA, quien nos ofrece un análisis oportuno de la generación «Y», posmoderna, hoy por hoy emergente, en cuyas filas se encuentran, entre otros, los empresarios del futuro.
___________
 
1 Micro, pequeñas y medianas empresas.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /virtualhost/www.istmo.mx/www/wp-content/plugins/ultimate-author-box-lite/inc/frontend/uap-shortcode.php on line 80
style=”display:none;”>

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí