Señor Fritos

0
3410

Mauricio Montiel Figueiras / Bef
Sexto piso, México, 2011
108 págs.
 
Se dice por ahí que «comer es un placer», frase que más allá de expresar el sentir popular posee bases científicas, pues la sensación de goce que provoca ingerir determinados alimentos se asocia con la liberación de dopamina en el cerebro. Al parecer los mexicanos nos hemos vuelto adictos a esta sustancia, las estadísticas indican que somos el primer lugar en el mundo en casos de obesidad infantil.
Andrés, mejor conocido por sus compañeros de clase como «el señor Fritos», es un niño que forma parte de esas estadísticas. Devoto a la comida chatarra y a los dulces, desea crecer para convertirse en el dueño de su propia tienda y poder comer todas las golosinas que desee. Aunque su amor por la comida es grande y lo hace feliz, hay momentos en los que reflexiona sobre su situación, por ejemplo, es fanático del futbol, pero su sobrepeso le impide jugarlo, por lo que se limita a observarlo y a coleccionar un álbum con estampas.
La vida de Andrés, sin duda, es similar a la de muchos niños mexicanos y esta historia los invita a llevar una vida más equilibrada y saludable.
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí