Transformación y otros cuentos

0
2085

Mary Shelley
Páginas de Espuma.
Madrid, 2011
108 págs.
 
Más allá de Frankenstein
El primero de febrero se cumplen 161 años de la muerte de Mary Shelley. Supongo que si esta escritora británica saliera de su tumba, no daría crédito del eco que su novela Frankestein ha dejado en la historia de la humanidad. Innumerables adaptaciones teatrales, películas, relecturas, interpretaciones y análisis se han hecho sobre la novela considerada madre de la “ciencia ficción. En ese caso ¿qué podría decir una lectora aficionada como yo sobre semejante obra? Por eso, si de conmemorar a Mary Shelley se trata, qué mejor que aludiendo a obras menos conocidas pero no por ello menos tentadoras.
Transformación y otros cuentos nos reitera la poderosa capacidad de interpelar al lector que posee Mary Shelley. Los temas que toca no son nuevos: la inmortalidad, un joven que cambia su belleza por poder y un hombre que no tiene nada que perder. Cuántas palabras se han escrito acerca del anhelo de los hombres por permanecer eternamente.
Si bebiéramos un elíxir de juventud que no perdona podríamos hacernos las mismas preguntas que se hace Winzy, personaje principal del cuento «El inmortal mortal» cuya única esperanza radica en morir. «¡La muerte! ¡Misteriosa, fea amiga de la débil humanidad! ¿Por qué de entre todos los mortales me has elegido para expulsarme del resguardo de tu redil?» No estamos tan sólo ante la narración de un científico y un alumno incauto que bebe una fórmula por accidente. Se trata de una reflexión de todas las implicaciones que tendría no ver aparecer arrugas en nuestro rostro. También en «Transformación» y en «El mal de ojo» se mezclan los deseos del hombre de poder, riqueza y venganza con la ambición de superar la propia naturaleza.
Este trío de relatos éticos nos interroga sobre los alcances de la ciencia y la validez de las aspiraciones humanas en los laboratorios y en la vida misma. Todo, con un hermoso estilo literario, perfecto para una tarde fría acompañada de té y galletas que mariden la lectura.
 
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí