¿Se puede asir el alma inquieta de una nación?

0
2580

«Llegó el momento de México», «hoy es cuando hay que modificar nuestra mentalidad…». «Pronto la economía mexicana estará entre las más grandes del mundo»… Frases como éstas flotan en el ambiente, las repetimos, pero aún no acabamos de creerlas.
 
Y es que, después de enfrentar un conflicto tras otro, los mexicanos ya no somos los mismos, las marcas y sus campañas publicitarias no nos estimulan de la misma forma que hace unos años. «No quieren ser tratados como un target inerte» observa Alfredo Troncoso, quien aboga por nuevas narrativas en las marcas que respondan a las transformaciones culturales.
 
Cuando el cambio se aproxima, recurrir a los procesos de siempre para enfrentarlo no es suficiente. Las empresas que sobreviven, como las especies animales, se acondicionan de forma distinta: se adaptan. Lo decía Darwin y Carlos Ruiz acopia y traslada, con sentido común y maestría, algunas de sus teorías a la empresa.
 
En la sección Coloquio, nuestros colaboradores reflexionan sobre ¿qué significa ser mexicano? La identidad no es un concepto estático, y lo mismo que las personas, las naciones se preguntan ¿quién soy?, ¿para qué estoy aquí? Fernando Huerta explora entre distintas aproximaciones, de la mano de varios autores que se ocupan del tema.
 
Iñigo Fernández parte del periodo histórico en el que ser mexicano era sólo un nombre, y sobre el que se establecieron las bases de una incipiente nación. El resultado, en palabras de Eduardo Aguilar, es que la mexicana es una cultura diversa, exuberante, vigorosa y difícil de develar a causa de su complejidad.
 
Es precisamente la cultura, origen y fin del desarrollo de un país, pues enriquece el vivir. Patricia Montelongo presenta el último libro del escritor Gabriel Zaid, quien analiza el desarrollo cultural en México, sus distintas formas de financiamiento e insiste en que la libertad es el mejor caldo de cultivo para la creación artística.
 
Un mundo dominado por la tecnología y las nuevas formas de comunicación, da pie al surgimiento de comportamientos positivos y otros negativos. Las redes sociales acercan y comunican, pero también alejan y generan adicciones. Por otro lado, el gobierno laborista de Gran Bretaña ha decidido tomar medidas y poner diques a los contenidos de pornografía infantil, que tanto dañan a la sociedad.
 
Un momento de humor, y de significativa reflexión, brinda la pluma de Héctor Zagal en la radiografía de las costumbres y hábitos del fenómeno social de los «mirrreyes», cuya influencia se extiende entre algunos grupos juveniles.
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí