Viajar. Ensayos sobre viajes

0
2589

11 _viajarRobert Louis Stevenson
Traducción: Amelia Pérez de Villar
Páginas de Espuma.
Madrid, 2014
470 págs.
 
«No existen tierras extrañas, es el viajero el que es extraño»
 
Un talante humano, espíritu observador y el interés en conocer a toda clase de personas se observan en los artículos y libros de viajes de Stevenson que, además, dan idea sobre su sentido positivo ante los inconvenientes, así como la afabilidad y amabilidad que lo caracterizó.
La selección de textos no menciona sus andanzas por diversas islas del Pacífico, pero sí incluye tres libros extensos: Edimburgo, notas pintorescas; El emigrante amateur (o El emigrante por gusto, en otras traducciones) que narra las experiencias de su viaje, en barco, desde Glasgow a Nueva York; y A través de las llanuras (o de las praderas, en otras ediciones), que alude al viaje que realizó, en 1889, ahora en ferrocarril, desde Nueva York hasta California.
Stevenson refleja en cada texto su continuo esfuerzo por convertirlo todo en escritura precisa y de calidad. Se aprecia tal trabajo en su capacidad para la descripción justa y para el dibujo de personajes de muy distinto tipo, su sentido de la oportunidad para contar una anécdota, entre otros atributos.
A pesar de su condición de viajero voluntario, o tal vez precisamente por eso, Stevenson se fijó en los emigrantes que viajaban por necesidad y sin esperanza alguna de regresar. No faltan observaciones de interés humano y social como apunta en A través de las llanuras cuando habla de la opresión y despojo que sufrieron y sufrían las tribus indias: «Me avergoncé enormemente de lo que llamamos civilización. Deberíamos, al menos, sentir cierto cargo de conciencia por el mal comportamiento de nuestros antecesores, ya que continuamos sacando provecho de la situación».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí