Abrir caminos…

0
1605

Raúl Alvarado Herroz cerró con dedicación y aplomo una década al frente del Consejo de Dirección de nuestra revista. En mayo de 1983, nuestro fundador y entonces director, Carlos Llano, lo invitó a pertenecer al Consejo y en diciembre del 87 ocupó la Presidencia.
Vivir desde dentro la gestación de cada ejemplar, desde la elección de los temas hasta su publicación, con los múltiples pasos que implica el proceso, incluyendo los avatares económicos para sostener esta aventura cultural, requiere dedicación y entusiasmo, características que aportó siempre con largueza.
El éxito en una andadura de este tipo no es espectacular ni va seguido de aplausos, es labor de esfuerzo y equilibrio, y su triunfo está en mantener vivo y vigoroso este instrumento cultural que ya va por su año 38 de vida.
A Raúl Alvarado le tocó presidir el paso de los antiguos sistemas de edición a la era computacional que transformó radicalmente este noble oficio. Nuestro camino ha quedado resellado por alguien que supo encauzar a istmo.
Con el mismo entusiasmo que agradecemos a Raúl Alvarado, damos la bienvenida a Arturo Picos Moreno, ahora a la cabeza del Consejo de Dirección. Amigo y colaborador desde hace muchos años, filósofo de profesión, con amplia trayectoria académica y directiva en la Universidad Panamericana y el IPADE, las dos instituciones que avalan nuestra revista. Con él buscaremos elevar continuamente el punto de mira.
—————————————————————–
Nuestro ejemplar anterior que resume las cuatro conferencias del coloquio sobre Valores humanos recibió amplia acogida por parte de nuestros lectores y nos ha introducido ante muchos ojos nuevos. En próximos números seguiremos el tema cuya vigencia crece día a día. Es como un viento fresco que intenta desempolvar tesoros.
Docenas y quizá cientos de asociaciones inician o continúan su labor en pro de valores concretos, bienvenidas todas. Cada cual tiene algo específico que aportar y un sector de la población al que hay que enamorar.
Este número ofrece como tema principal otro valor: la sexualidad, un enfoque renovado, acorde con la realidad actual que busca deshacer la maraña entre lo perenne y lo pasajero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí