No dejar pasar

0
1940

Hace poco, Adolfo, un chico normal que cursaba la preparatoria en un buen colegio, se suicidó. Para la mayoría de los que lo conocían compañeros y maestros fue completamente sorpresivo; convivía con padres y hermanos y aparentemente no lo atormentaba ningún problema grave. Cierto que no era popular en la escuela y algunos compañeros lo molestaban o se burlaban de él; pero no en exceso, nada de llamar la atención.
Días después del trágico suceso, ante el inevitable examen a la propia conciencia, un compañero de clase comentaba: “nunca me llevé gran cosa con Adolfo, pero puedo decir que yo jamás lo hice a un lado ni me burlé de él”. Y otra chica, un poco mayor, que intervenía en la conversación, reclamó con mucha vehemencia: “¿acaso crees que es suficiente?, ¿te pusiste de su lado alguna vez, lo defendiste?, ¿enfrentaste a los que lo fastidiaban y les hiciste ver que eran injustos? Si fueras el afectado, ¿qué sentirías si nadie te defendiera? Es muy fácil hacerse a un lado y dejar pasar, pero yo, en tu lugar no tendría la conciencia tan tranquila”.
Me llamó la atención y me agradó esa respuesta viva y generosa porque me consta que ella se ha metido muchas veces en líos por ayudar a otros con problemas. Lo malo está justamente en esto, en que llame la atención algo que debería ser lo normal y con mayor razón entre los jóvenes, luchar por causas nobles, no aceptar la injusticia, ni en asuntos pequeños, si podemos evitarla. Pero, si los adultos estamos demasiado enredados en nuestros trabajos y ocupaciones, ni tiempo nos da para pensar en ello, y menos para poner el ejemplo.
Valdría la pena hacer un esfuerzo para que vuelva a correr sangre fresca por las venas sociales y que todos, en medio de esta época difícil, de corrupción, violencia, depravación, no nos acobardemos y recuperemos el coraje y la ilusión para luchar por causas nobles, desde muy pequeñas, como defender a un compañero de una burla, hasta muy grandes. Que tengamos el anhelo como decía la inolvidable Emma Godoy de dejar este mundo al menos un poco mejor de cómo lo encontramos.
Desde ISTMO, con este nuevo número de temas muy variados, querríamos impulsar ese esfuerzo común.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí