Historia de un niñito bueno. Historia de un niñito malo

0
1405
Historia de un niñito bueno. Historia de un niñito malo
Mark Twain
Cuentos
FCE. México, 2005

A punto de cumplir 30 años, Samuel Langhorne Clemens ocultó su nombre tras el pseudónimo Mark Twain, alusión a la medida necesaria, dos brazas de profundidad, pa-ra la buena navegación en el Mississippi.
Periodista y doctor honoris causa por la Universidad de Oxford, Twain supo navegar las caudalosas aguas de la escritura con la mejor herramienta: el humor. Escritor inteligente y voraz fumador, apostó siempre a favor de la ironía.
Plagado de burlas socarronas al qué dirán, disfrazado como un cue-nto infantil, el presente libro, editado por primera vez en español, es muestra de ese empeño y una excelente oportunidad para detenerse a pensar en la suerte y en lo imposible que resulta, a veces, controlar los factores que rodean la vida.
A la chispa del sureño se agrega una excelente traducción y las formidables ilustraciones del mexicano Ricardo Peláez (la ironía de nuevo), que se las ingenian para imprimir a este par de historias calidez y una buena carga de humor.
El lector debe ser cauto. Twain coloca al rufián en la cumbre y po-ne bajo sospecha el principio hollywoodense que garantiza la victoria de los buenos. Ese happy end, la vida perfecta de quien siempre hace lo correcto.
Pero no se tome a mal, la pluma de Twain sólo confirma que contra los avatares que el trajín cotidiano ofrece, la raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí