Libertad bajo palabra

0
2114
LOS 50 AÑOS DE UN POEMA ETERNO: VIAJE CIRCULAR AL YO: «PIEDRA DE SOL»
Libertad bajo palabra Octavio Paz
FCE. México, 2007.

Desde su publicación en 1957, Piedra de sol se convirtió en un poema popularísimo. ¿La razón? Es una de las más bellas meditaciones sobre el amor jamás escritas. Es un poema eminentemente mexicano en sus imágenes, referencias simbólicas y circularidad. El calendario azteca es la imagen subyacente del poema; el tiempo, su protagonista abstracto. El viaje y el círculo son transmitidos por el prodigioso sexteto inicial, que se repite al final:
un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
Al finalizar la lectura del poema y caer en los brazos de esos primeros seis versos, el lector ha realizado un viaje fascinante que lo ha transformado. La carga acumulada del mensaje poético se funde en el estallido del sauce, en la fijeza «danzante» del chopo y del río. Los meandros del río y el arco del surtidor nos recuerdan al filósofo griego que sostuvo que el río es el mismo, pero no tocamos las mismas aguas.
Paz resume en el poema una verdad luminosa: el tiempo y el amor nos transforman y nos dan conciencia: llegamos a otro punto, otra orilla. Con gran sencillez Paz insiste:«el mundo nace cuando dos se besan»:
…el mundo cambia
si dos se miran y se reconocen,
amar es desnudarse de los nombres:
Por ello, el poeta mexicano intenta la «consagración del instante» o plasmar el momento de revelación del ser que permite la celebración erótica. La epifanía o revelación, aunque instantánea, es encapsulada por las palabras y tendrán visos de permanencia al recrearlos por medio de la lectura en un presente perpetuo de comunión con la experiencia poética encarcelada y liberada a un tiempo en el poema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí