Separatio. Bases noéticas para una metafísica no racionalista

0
2296

Carlos Llano. Ensayo Cruz O. México, 2006
¿Cómo puedo conocer algo inmaterial si todo conocimiento está ligado a la materia sensible?
Una de las propuestas filosóficas fundamentales de Carlos Llano es una metafísica no racionalista. Este libro, junto con Abstractio, Reflexio y Demonstratio, exponen esta veta de su pensamiento –fruto de años de riguroso estudio y generosa enseñanza. En sus páginas encontramos un interesante diálogo con Kant que intenta dar respuesta a la imposibilidad de la ciencia metafísica.
El punto de partida no podría ser más sugerente: ¿Cómo puedo conocer algo inmaterial si todo conocimiento está ligado a la materia sensible? Para responder hace una división de suma importancia:
• Hay metafísicas formalistas que luchan por liberarse de la materia sensible y someter al conocimiento a una especie de «purificación».
• Otras buscan resolver cómo se aprehende lo que es sin materia cuando todo conocimiento está necesariamente ligado a la imagen sensible.
IDEA DE EXISTENCIA
Las metafísicas formalistas intentarían alcanzar este conocimiento mediante un proceso abstractivo. Es decir, mediante una operación intelectual que sin considerar la materia, fuera capaz de quedarse solamente con la forma. El problema en este camino, señala Llano, radica en la inexistencia de lo pensado.
Las metafísicas no racionalistas –como la de Llano– se preguntan si hay algo capaz de existir sin materia. No se trataría de un mecanismo de sucesivas desmaterializaciones, sino de formular un juicio por el cual se descubre que existen seres que pueden ser sin materia.
Con agudas distinciones establece la diferencia entre conceptos (primera operación del intelecto) y juicios (segunda operación). Muestra cómo los primeros consideran ideas, mientras los segundos afirman la existencia de aquello sobre lo que versan. Entre estos últimos se ubica la metafísica, pues su objeto no consiste en pensar al margen de la materia, sino conocer si algo puede existir sin ella.
Así aparece la separatio: juicio negativo según el cual hay un ente al que le corresponde existir sin materia. Precisamente por la necesaria connotación de la imagen sensible en todo conocimiento, este juicio señala de forma categórica que a ese ente le corresponde no tener materia. Es su riqueza y su limitación. De los seres metafísicos (Dios, el alma) conocemos más lo que no son que lo que son. En la separatio se manifiesta el alcance y horizonte del conocimiento humano, a través de ella accedemos a las realidades metafísicas y al hacerlo descubrimos lo poco que de ellas podemos saber.
Para comprender lo dicho, con toda su fuerza metafísica, resulta relevante señalar que la separatio no tiene su estructura fundamental en decir «Dios (o cualquier realidad metafísica) no es material», sino en decir «Dios es no material (inmaterial)». Lo importante del juicio, en este caso, no es la distinción que establece entre Dios y la materia, sino la afirmación de su existencia como ser no material. Al tiempo que descubrimos que las realidades metafísicas no son materiales, advertimos su existencia, punto importante para la metafísica, pues en caso contrario versaría sobre algo pensado y no sobre algo real.
El planteamiento de Llano se ve enriquecido por los ejemplos de cómo se emplea la separatio para conocer algunos atributos del ser divino. Aspecto fundamental porque muestra la manera de emplear la operación que describe y señala cómo se ejerce en el conocimiento de Dios. Además, al comparar la estructura de los seres compuestos con el ser simplísimo, nos ayuda a comprender los distintos usos de la separatio para afirmar la existencia de Dios y negar lo que no compete a su ser.
Su estudio añade una explicación al porqué del racionalismo y del agnosticismo y muestra, de la mano de la doctrina tomista del término medio, cómo la separatio –y, por ende, la metafísica que propone– son una respuesta a ambas posturas, pues si se entiende bien el problema de conocer lo metafísico, se comprende el riesgo de caer en ambos extremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí